Escribir comentario

Comentarios: 7
  • #1

    Antonio (viernes, 03 febrero 2017 22:15)

    Muy gratificador

  • #2

    Mariano (jueves, 16 febrero 2017 21:16)

    Soy Mariano una paciente oncológico. Vivo con cáncer y diversas metástasis dese 2012.
    Cambiar el pensamiento. Tras unas horas " Explorando el inconsciente desde la consciencia" Quizás eso fue lo primero, que sin ser el objetivo, cambió la primera sesión con el Dr. Moya. Yo había llegado emocionalmente hundido, después del diagnóstico de metástasis. En esa exploración llegué a descubrir cuál pudiera ser el nudo gordiano que desencadenó mi caso. Una vez conocido eso, tú decides como gestionarlo. Como dice el Dr. Moya, él te da las herramientas, como utilizarlas está en tí. Hubo un antes y un después de Paco Moya. Gracias amigo.

  • #3

    José Enrique Serrano Expósito (domingo, 19 febrero 2017 18:46)

    Gracias a varias sesiones con el Dr. Paco Moya superé dos enfermedades que no son graves pero sí bastante comunes en nuestra sociedad: el llamado colon irritable o intestino irritable y el trastorno de la personalidad obsesivo-compulsiva. Ningún otro médico lo había conseguido, pero Paco Moya dio en el clavo en cuanto al problema emocional causante de esas enfermedades y gracias a eso supe contra qué luchar, vencí y por lo tanto me curé. De eso hace varios años, y de momento todo bien.

  • #4

    Artemisa (sábado, 25 febrero 2017 12:05)

    Cuando un cirujano te opera repara lo que está roto, si yo fuese una flor solo arreglaría uno de mis pétalos, totalmente necesario, pero solo soy una flor reconstruida.
    El Dr Moya ha descubierto un avance extraordinario y fundamental en la medicina, pues el riega la maceta, te cura desde El Centro de tu ser, haciendo así que resplandezca de nuevo y que cada día se renueve más.
    Esa ha sido mi experiencia con el Dr.Moya, me ha quitado una impronta que sufrí cuando no tenía capacidad de asimilarla, y mi mente como mecanismo de defensa la bloqueó.
    En mi caso no ha costado el cambio, todo lo contrarío, me ha quitado algo que no era mío, con lo cual mi emoción es ahora acorde con mi razón y yo cada día me siento mejor, cada día florezco más.
    Gracias Dr. Francisco Moya, nunca podré agradecerle tanto.

  • #5

    Angela (sábado, 04 marzo 2017 00:21)

    La vida nos hace regalos cada día y no somos conscientes de ellos hasta que " me llega " uno Inmenso: conocer al Dr. Moya; y que ha sido un antes y un después en la mía.
    Al ser tratada por el Doctor, me siento una persona nueva y ahora auténtica, he renacido y disfruto llevando a la práctica su doctrina. No ha sido fácil pero sí, se consigue día a día, y me sigo sorprendiendo como se van disolviendose y tranquilizandose mis emociones.
    Me contagie de su entusiasmo y ahora vivo y siento cada instante de esta más bonita vida.
    Ni con palabras ni por escrito se puede expresar el sentimiento y agradecimiento hacia su persona

  • #6

    Soledad (domingo, 09 julio 2017 21:51)

    Estoy diagnosticada de esquizofrenia. Gracias al paso por la consulta del Dr. Moya, todavía estoy en este mundo después de la pérdida de un ser muy querido. Sin su intervención no lo habría superado. En 2 sesiones me ha ayudado a encontrar en mi interior lo que muchos años de tratamiento psiquiátrico no ha conseguido. Le estaré eternamente agradecida.

  • #7

    Miguel (lunes, 10 julio 2017 08:56)

    Mi mujer padecía Sensibilidad Química Múltiple con las consecuencias que la enfermedad conlleva,no puedes estrar en contacto con ningún químico ni en la alimentación, ni en productos de limpieza e higiene ni perfumes de personas, el aire contaminado,etc. Vivíamos en una burbuja de cristal, aislados de la sociedad, no podíamos mantener ningún tipo de vida social ya que al estar en contacto con otras personas que no cumplían el protocolo para estar a su lado le afectaba gravemente a su salud quedando en cama con los síntomas de una persona envenenada con vómitos, dolores, mareos y sin fuerza para valerse por si misma.
    Hasta que fuimos a la consulta de Francisco Moya y su equipo. Todo ha cambiado la enfermedad tan dolorosa y cruel se fue gracias a ellos. Vivimos una vida normal gracias a ellos, esto es ahora una nueva vida estaremos eternamente agradecidos, lo anterior no era vivir, muchas gracias por todos nos habéis dado la felicidad y la vida.